Miércoles, 12 Noviembre 2014 09:36

HTC Nexus 9, análisis y experiencia de uso Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)




DSC 0247-680x451

HTC y Google han decidido aliarse de nueva para presentarnos la Nexus 9. Tenemos con nosotros una tablet que pretende convertirse en la mejor opción y ser la elección predilecta de todo aquel que quiera comprarse una tablet Android. Hemos estado probándola desde el día que se puso a la venta con una unidad comercial, de las que se venden en Google Play.

Ya os adelantamos que la HTC Nexus 9 nos produce sentimientos contrarios, por una parte seguimos notando ese estilo que caracteriza a los Nexus pero por otro lado su precio hace que nos fijemos en detalles que empañan un poco la imagen global.

Vamos a hacer este análisis intentando separar claramente los distintos elementos, algo difícil ya que es el primer dispositivo que probamos con Android 5.0 Lollipop final y la línea entre lo que es software y hardware es difusa. Dicho esto, allá va la review apartado por apartado de la HTC Nexus 9 de Google, el dispositivo que reclama el trono de mejor tablet Android del año.

 

 

 

 

 

 


HTC Nexus 9, características y especificaciones técnicas

La Nexus 9 dispone de un panel IPS de 8,9″, alta resolución y un tamaño bastante contenido. La mayoría de sus componentes internos han sido ensamblados por HTC, aunque como viene siendo habitual en este mundillo también encontramos otros fabricantes para ciertos componentes. Un almacenamiento de Samsung, una CPU de NVIDIA y una cámara de Sony. Si nos preguntáis, diremos que la siguiente lista de especificaciones es el estándar de toda tablet de gama alta.

Pantalla 8.9″ IPS LCD con resolución QXGA 2048×1536 píxeles (ratio 4:3), doble toque para despertar (288ppi)
Synaptics S7504B 43210570 Touchscreen Controller
Gorilla Glass 3
NVIDIA Denver 64-bits dual-core a 2,3GHz (Tegra K1)
GPU Kepler 192-núcleos
2GB RAM LPDDR3
Batería de 6700mAh (no inalámbrica) 3.8 V/25.46 Wh
Almacenamiento Samsung KLMAG2GEAC 16 GB/32GB eMMC NAND Flash
Cámara trasera 8MP OIS f/2.4, sensor IMX219, enfoque automático y flash LED, vídeo 1080p
Cámara frontal 1.6MP f/2.4, vídeo 720p
Altavoces frontales BoomSound HTC, micrófono dual
Broadcom Wi-Fi 802.11ac (MIMO), Bluetooth 4.1, USB2.0, NFC,
Sensor de luz ambiental, GPS/GNSS, giroscopio, acelerómetro, magnetómetro
Módem Qualcomm® Gobi™, LTE/HSPA+/EV-DO/GSM
228,3× 153,7× 7,95mm y 425 gramos de peso (versión WiFi)
Android 5.0 Lollipop
Disponible en colores negro, dorado y blanco
Precios Google Play: 389 euros (16GB), 479 euros (32GB), o 559 euros (32GB + LTE)

Estos son los componentes, la fría lista de especificaciones. Podríamos intentar adelantar muchas cosas a partir de ellas, tenemos un procesador de 64 bits que debería ofrecer un rendimiento excepcional, una pantalla de alta resolución y un tamaño bastante compacto. En el día a día nos hemos dado cuenta que por una razón u otra no siempre los componentes ofrecen la experiencia que deberían.

Acabados, construcción y sensaciones

Empezamos por uno de los puntos más polémicos de la Nexus 9. Estamos ante una tablet construida por HTC y que tiene un precio que empieza en los casi cuatrocientos euros, pero de un primer vistazo ya nos damos cuenta que la calidad se mantiene en la línea de los anteriores Nexus. Ni rastro del toque propio de HTC, es un producto Nexus en toda regla con sus ventajas e inconvenientes.

La Nexus 9 tiene forma rectangular pero gracias al nuevo formato de pantalla 4:3 tenemos una tablet simétrica, a veces incluso es difícil averiguar si está colocada en la orientación correcta. Únicamente el microusb en la parte inferior (que encaja fácilmente), el jack de 3.5mm y la cámara frontal (que pasa bastante desapercibida) nos permitirán saber cuál es la parte de arriba y cuál la de abajo.

Cuenta con bordes de aluminio, márgenes delgados (nada que ver con la Nexus 7) y compacta. Como ya viene siendo habitual, no tiene tapa extraíble por lo que no podremos ver sus elementos interiores, algo que tampoco hace falta. Por otro lado, uno de los defectos que tiene es una capa oleofóbica débil, ya que tanto en la tapa trasera como la pantalla delantera nuestras huellas están impregnadas constantemente.

Se siente cómoda en mano, ya que tiene buen agarre. Pero es pesada (425g). Si la comparamos con la competencia vemos que tablets algo más pequeñas se alejan mucho en peso (Galaxy Tab S 8.4 con 294g o Z3 Tablet Compact con 270g). Ese peso se nota, sobre todo cuando la sujetamos con una mano en caso que queramos ver algún vídeo o leer.

El tamaño sí es bueno y no es casualidad. La Nexus 9 se encuentra en la intersección perfecta entre la Nexus 10 y aquellos que buscan algo manejable. La pantalla de 8,9″ es una medida todoterreno y satisfará a casi todos los usuarios. Los botones de apagado y volumen no sobresalen, estéticamente son excelentes pero en concreto el de volumen se nos antoja difícil de apretar sin fijarse.

nexus9-tapa

Otro detalle es el grosor. En las especificaciones tenemos marcado 7,95mm, pero ese dato es respecto a los bordes laterales ya que en el centro es algo más gruesa. Inapreciable y que no desmerece el resultado, pero hay que remarcarlo.

Pasemos a los dos altavoces frontales estéreo, dos finas líneas arriba y abajo muy bien integrados en el ensamblado de la Nexus 9. El resultado es bueno, con bastante potencia y sonidos perfilados excepto en tonos graves donde nos parecen algo artificiales. En resumidas cuentas no alcanza a los Boomsound de HTC que conocemos de otros modelos, pero la calidad sí es buena. El micrófono está a la misma altura, bueno pero sin sobresalir.

Terminamos el apartado del diseño y la construcción con la tapa trasera. Aquí de nuevo la seña de identidad de los Nexus, plástico, el logo Nexus en grande y el de HTC en pequeñito. La tapa trasera no es resbaladiza pero justo en el centro notamos una diferencia entre la cubierta de plástico y el cuerpo de aluminio, un hueco de aire que podemos apretar y da una sensación extraña. Algo que no afecta al día a día pero que todos aquellos que quieran buscar defectos en la construcción podrán esgrimirlo como argumento.

En la esquina superior izquierda hay la cámara trasera, rodeada de un círculo metálico y que sobresale ligeramente provocado por el grosor más delgado de las puntas. En definitiva tenemos una tablet que proporciona buenas sensaciones en mano al estar bien construida pero tiene algunos defectos inexplicables que no afectan a la experiencia pero sí a la calidad.

Es una tablet compacta, con un diseño simétrico, estilizado pero pesada. Y aunque el aluminio sí le da ese toque premium, algunos defectos como la tapa trasera, los botones de volumen o la capa oleofóbica desmerecen una sensación final que debería ser excelente

Una pantalla IPS excelente

En una tablet lo más importante es la pantalla. ¿Para qué se usan este tipo de dispositivos? Para consumir información principalmente, leer, ver vídeos, visualizar imágenes, visitar internet… una tablet también es de creación, pero si lo primero no lo tenemos ya nos podemos olvidar.

La pantalla de la Nexus 9 nos ofrece todo lo que queremos en una tablet. El formato 4:3 tiene sus defectos a la hora de ver vídeos en FullHD ya que aparecen dos franjas negras, pero la ganancia en espacio cuando visitamos las diversas apps es gratificante. Por fin Google apuesta por este factor forma que entre otras cosas nos deja algunas apps con doble columna como puede ser Google Now.

Pasemos a hablar de su resolución. Con sus 8,9″, que ya hemos comentado que nos parecen un acierto, tenemos 2048×1536 píxeles, que sería el equivalente al QuadHD pero en formato 4:3. Los píxeles por pulgada han bajado respecto a la versión de 2013 y se quedan por debajo del óptimo de los 300ppi. Pero a la distancia con la que solemos trabajar en una tablet no es un factor determinante.

La Nexus 9 tiene un brillo máximo alto, con buena visibilidad en exteriores. Por supuesto en interiores es más que óptima, pero incluso a brillo mínimo nos permite trabajar. No tenemos colorímetros con los que medir las propiedades de la pantalla, pero eso queda fuera del objetivo de este análisis. Contamos nuestras sensaciones y si seguimos con los colores aquí nos sentimos muy a gusto, equilibrados y nada saturados. Es un panel IPS y es cierto que respecto a las últimas AMOLED quedaría por detrás, pero en la Nexus 9 tenemos seguramente uno de los mejores paneles IPS de las tablets de hoy en día.

DSC00172-e1415738436189

Los ángulos de visión son muy buenos, el panel multitáctil es un lujo, el nivel de detalle está muy conseguido y es una pantalla de la se encontrarán pocas pegas.

Finalizaremos el apartado de pantalla con dos detalles. El primero es un defecto, porque los hay. Se trata del light bleed, básicamente tenemos un panel embutido en un cuerpo de aluminio pero que no ha sido bien ensamblado por uno de los lados y hay fugas de luz. Muchos no se percatarán pero en el lado superior de la pantalla vemos una fina línea de luz blanca que en el otro no aparece. Un pequeño defecto más en la construcción que rebaja la nota de este apartado aunque al fin y al cabo sea algo habitual en los paneles IPS.

El segundo detalle es posiblemente la incorporación más interesante de la Nexus 9: El doble tap para despertar. Todavía no lo tenemos en Android 5.0 Lollipop de base, ya que depende del hardware del dispositivo pero en la Nexus 9 funciona a la perfección. Una vez te acostumbras no vuelves al botón de encendido. En una tablet además este añadido es el doble de importante, la sección donde podemos pulsar es mayor y la comodidad se agradece mucho.

La pantalla IPS de la Nexus 9 es excelente, con colores equilibrados, alto brillo y buenos ángulos de visión. El doble tap ya es un must en tablets. Pero de nuevo hemos encontrado algunos defectos que no deberían estar ahí.

Rendimiento

El Tegra K1 que incorpora la Nexus 9 es el componente que determina toda la experiencia de usuario en cuestiones de rendimiento. Se trata de la CPU/GPU más potente de NVIDIA y capaz de superar al Snapdragon 805 en la mayoría de benchmarks, sin embargo a la hora de la verdad hemos notado algunos lags esporádicos que por ejemplo en el Nexus 5 con KitKat no existen.

Sobre el papel el nuevo Tegra K1 debería ser una bestia. No por los 64 bits, que resumidamente no sirven para nada ahora mismo. Es por esos 192 núcleos de GPU. A la hora de la verdad la Nexus 9 mueve los juegos sin problema. Nos hemos descargado una gran cantidad de ellos y en ninguno hemos notado problema, posiblemente con esta Nexus 9 tenemos el mejor dispositivo Android para jugar a día de hoy.

IMG 1670

Otro tema es esa CPU doble núcleo. Es cierto que la potencia de cada uno de ellos es muy buena, pero al final es una limitación respecto al rendimiento y respecto a la batería. La Nexus 9 no acaba de afinar muy bien las velocidades del Tegra K1, y tener frecuencias de reloj que llegan hasta los 2,3GHz al final acaba pasando factura. Afortunadamente, confiamos en que gracias al trabajo de la comunidad se pueda optimizar eso (pero eso queda fuera de este análisis).

En cuanto a los benchmarks, le hemos instalado varios para comprobar la supuesta potencia. Los 16GB de almacenamiento (¿tarjetas SD dónde estáis?) no dejan mucho lugar para probar benchmarks y juegos todo a la vez pero allá van, los resultados son muy buenos:

AnTuTu: 57892 puntos
Quadrant: 13863 puntos
3DMark IS Unlimited: 23519 puntos
PCMark: 5687 puntos


Seguramente debido a las altas frecuencias notamos un calentamiento en la parte trasera, cerca de la zona donde reside la cámara. Es llamativo, ya que si la sujetamos con dos manos una de ellas está caliente y la otra totalmente fría. Los ingenieros de Google parecen tener conocimiento de este problema y debería solucionarse via software.

Esta CPU tiene problemas en abrir algunas animaciones de Lollipop cuando pasa de reposo a encendido. Algo inexplicable teniendo en cuenta lo fluido que funciona en otros terminales como el Nexus 4. Sí, la Nexus 9 tiene lag siendo Android stock puro. Pero no es un lag como el de algunas capas de personalización, es un retraso a la hora de abrir la multitarea o ciertas apps. Unos milisegundos que se queda pensando que luego no aparecen al trabajar en otros menús.

DSC00186-11112014

Si se baja el tiempo de las animaciones a 0,5x el problema se reduce. No sabemos si es cosa de Lollipop o de NVIDIA pero el rendimiento no es tan excelente como querríamos (excepto en juegos). Y esto nos lleva directamente al siguiente apartado.

NVIDIA Tegra K1 es una bestia sobre el papel y a la hora de jugar, pero todavía tenemos dudas de su facilidad para ofrecer una experiencia sin lags inesperados.

Software, estrenando Android 5.0 Lollipop

Android 5.0 Lollipop nos tiene enamorados. De hecho, Material Design se nos antoja ya algo básico para Android y mira que todavía no ha llegado. Hemos podido convivir con todas esas animaciones durante una semana, con las Google Apps rediseñadas y demás parafernalia. El nuevo diseño se adapta muy bien a las tablets y creemos que ese puede ser el factor clave: los desarrolladores deberían aprovechar el salto a Material Design para adaptar sus apps también a las grandes pantallas.

No vamos a analizar Lollipop, ya que no viene al caso. Pero sí nos fijaremos qué aporta la Nexus 9 a Android 5.0 y viceversa.

La pantalla con formato 4:3 nos permite apreciar cómo se adapta Android. Google Now y el menú ajustes incorporan dos columnas, pero por ejemplo el menú de notificaciones o la multitarea de Lollipop tienen amplios espacios laterales vacíos y desaprovechados. Algo que nos tememos ocurrirá en todas las tablets excepto si las capas de personalización deciden impedirlo. Por contra, como siempre ocurre en los Nexus, echamos en falta un software diferencial y añadidos tan básicos como por ejemplo un explorador de archivos.

Lollipop es fluido y aquí ART tiene mucho que decir. El táctil funciona muy bien y en general la tablet se siente ligera para pasar de un programa a otro, excepto como decimos en esas transiciones donde el Tegra K1 no se despierta a tiempo. Cuando todo va bien, el sistema funciona a la perfección.

En la Nexus 9 podremos ocultar notificaciones, activar modo no molestar, utilizarla entre varias personas gracias al modo multiusuario, activar el fijar pantalla (que en tablets es muy útil) y aprovechar todos los comandos de voz de Google Search que eso sí a veces no reconoce nuestra voz. No olvidamos el easter egg de Lollipop. El Flappy Android es más fácil en pantalla grande, aunque aún así seguimos siendo unos negados para conseguir avanzar más allá de las primeras piruletas.

DSC 0280-680x451

Nada más encender nuestra Nexus 9 nos llegó una actualización de software. En toda la semana no hemos vuelto a tener noticias por lo que todas nuestras impresiones han sido bajo la versión estable de Lollipop LRX21L. Aún así, seguimos teniendo la sensación de que Google tarde o temprano volverá a perfilar una versión de Android que no aprovecha del todo el hardware que tiene (el Nexus 6 nos sacará de dudas). Esperamos que esa actualización esté pronto, no se llame Android 5.1 y llegue antes que junio del año que viene.

Android 5.0 Lollipop en todo su esplendor, y limitaciones.

Batería

La Nexus 9 promete una duración de 9.5h con uso intenso. Nosotros no hemos llegado hasta tal punto, pero sí nos aguanta perfectamente algo más de siete horas de uso intenso: jugando, con brillo automático, visitando webs y recibiendo notificaciones constantemente.

Las pruebas de batería son auténtico quebradero de cabeza para quiénes hacemos reviews ya que es muy difícil definir un patrón idéntico a todos los dispositivos y que realmente determine el uso de todos los usuarios. Por el propio procesador o pantalla cada dispositivo está preparado para funcionar de una determinada manera, algunos aguantan muy bien con videos, mientras que otros tienen gasto mínimo en reposo. Dicho esto, la Nexus 9 tiene una autonomía decente, la que en principio se le presupone con Android stock, una pantalla de alta resolución y 6700mAh.

Con uso moderado aguanta perfectamente una jornada entera. El modo ahorro de batería funciona muy bien y el último 15% es capaz de aguantar por si solo casi dos horas (sin nada de juegos y demás).

Pasemos de la autonomía a la carga de batería. Aquí empiezan los fallos. No tenemos carga inalámbrica pero en una tablet creemos es innecesario. Sí se echa de menos la carga rápida, no nos parece muy cómodo tener que aguantar más de 5 horas en que se complete. El cargador de HTC con sus 7.5W tampoco ayuda a que la espera sea más corta.

La autonomía de la Nexus 9 se encuentra alrededor de las siete horas con un uso intenso, aceptable pero no sobresaliente. La falta de carga rápida nos obliga a tener que dejarla conectada por la noche.

Cámara

Terminamos con un apartado aparentemente secundario pero que por cuestiones visuales está teniendo cada vez más protagonismo. El apartado fotográfico de la Nexus 9 no tiene nada que ver con el de los smartphones, sin embargo sí nos ha sorprendido la cámara para lo poco que esperábamos.

La cámara trasera se sitúa en una esquina, dispone de 8MP y una focal f/2.4. Tenemos un sensor Sony poco utilizado pero bastante actual, de hecho a priori se situaría por encima de todos los flagships del año pasado. La realidad es algo distinta. En situaciones de buena luz se comporta bastante bien, aunque cuando baja la visibilidad notamos mucho ruido.

 

En cuanto a la interfaz tenemos la misma cámara de Google que ya hemos visto en Google Play. Podremos hacer fotos en formatos 4:3 y 16:9 y el enfoque tiene un tiempo de respuesta aceptable, sin ser ultrarrápido. Aquí os dejamos unas cuantas imágenes realizadas con ella para un vistazo de sus posibilidades. En vídeo podremos grabar en 1080p. La cámara frontal responde lo justo como para hacer de los hangouts una experiencia válida, además puede grabar en 720p. Eso sí, no esperemos ningún milagro.

Cámara aceptable para venir en una tablet, justa para competir contra las de los smartphones.

Conclusiones y opinión

Esta HTC Nexus 9 es un buen ejemplo del precio de mercado. Tenemos una tablet que bien puede luchar contra los grandes pero como viene siendo habitual en la gama Nexus, siempre encontramos algún rival (más caro) que mejora diversos aspectos. La Nexus 9 es una tablet equilibrada, una clara heredera de la Nexus 7 (2013) pero que compite en tamaño con la Nexus 10.

El precio ha subido hasta los 389€ en su versión WiFi de 16GB. Se nos antoja caro, no así si partiera desde los 32GB. La pantalla y el tamaño son sus bazas, la enorme potencia de Tegra K1 cuando se encuentra cómoda es imbatible y solo por estrenar Android 5.0 Lollipop ya llama la atención. Sin embargo es discutible su calidad/precio.

DSC 0267-680x451

¿Existen otras tablets en el mercado por debajo de los 400€ con esa pantalla, procesador, sonido y soporte? El MiPad sería su competidor más próximo, pero es más pequeño y sus acabados finales no dejan las mismas sensaciones. El iPad Mini Retina es también algo más pequeño, más ligero pero no tan fluido (por experiencia). Algo parecido ocurre con la Z3 tablet compact, también más pequeña y sin esa pantalla o la Galaxy Tab S8.4 que queda atrás en potencia, batería y software. Todas las nombradas tienen buenos argumentos en su favor pero queremos dar ejemplos que el precio de 399€ sí tiene sentido en comparación. Otra cosa es que Google podría haber dado un golpe en la mesa ajustando el precio y no lo ha dado con esta HTC Nexus 9.

Nexus 9 versión 32GB se va a los 479€ más gastos de envío. Mientras que el modelo LTE más 32GB alcanza los 569€. Precios muy elevados. ¿Recomendamos comprar estas versiones? Solo si vas a disfrutar de esa pantalla a base de películas en FullHD o adaptar la Nexus 9 y convertirla en un mini portátil con USB On-the-Go. Si sois usuarios que queréis una tablet de gama alta para disfrutar de contenido online gastar más de 400€ en la Nexus 9 no os aportará nada especial ya que no tenemos ni un sonido profesional, ni apps especiales de edición, ni stylus, simplemente una muy buena tablet Android estándar y equilibrada.

 


nexus9 puntuacion

 




Junto a la Nexus 9 se venden por separado dos tipos de funda. Una papirofléxica bastante básica por un precio de 39€ y otra funda teclado por 129€. Dos accesorios que complementan pero no cambian nuestra imagen general de la Nexus 9. Una tablet excelente pero que sigue la línea de lo que ya hemos visto con los Nexus anteriores.

La HTC Nexus 9 es una tablet dispuesta a competir por ser la mejor de 2014, pero no es ese modelo Android tan esperado que traerá un salto de calidad en las pantallas grandes. Por otro lado Android 5.0 Lollipop sí nos lleva a pensar que algo podría cambiar. Tendremos que esperar un año más, de nuevo.

Inicia sesión para enviar comentarios
You are here